Saltar al contenido

¿Cuáles son los mejores termos eléctricos del mercado?

En pleno siglo XXI, nadie concibe un hogar sin que haya agua caliente. Y aunque existen muchos dispositivos con los que esto se puede solucionar, los termos eléctricos están llenos de ventajas por su precio, su versatilidad y su facilidad de uso.

Los calentadores de agua eléctricos cada día se están comprando más, y si estás buscando uno para tu hogar, aquí te contamos cuáles son los mejores del mercado y además compartiremos contigo las mejores ofertas.

Tabla comparativa con los mejores termos eléctricos del mercado

ProductoTeka EWH100 (el más vendido)Fleck DUO5 80 EU (mejor calidad/precio)Ariston 3700509 (el más barato)
Imagen
Precio
Capacidad (en litros)1008050
Potencia (en W)150015001800
Clase energéticaCBB
Medidas (en cm)45 x 88,6 x 4557 x 116 x 33,537.3 x 35.3 x 83.7
Precio

¿Qué tener en cuenta antes de comprar un termo eléctrico?

Los mejores calentadores de agua eléctricos dependiendo de su capacidad

Si lo que te interesa es la capacidad del termo eléctrico, dependiendo del número de personas que seáis en casa, así como del tiempo que os cueste ducharos y del consumo de agua caliente que hagáis, necesitaréis una capacidad u otra. Por ejemplo, si eres de esas personas que se pasa media hora en la ducha porque le encanta disfrutar del agua caliente, entonces necesitarás más capacidad.

No obstante, para que te hagas una idea:

  • Para personas que viven solas, lo ideal es un termo de 15-50 litros.
  • Para dos personas, lo ideal es un termo de 30-80 litros.
  • Para tres o cuatro personas, te sobrará con un calentador de 80-150 litros.
  • Para cinco personas o más, te recomendamos un termo de 100-200 litros.

A continuación podrás ver nuestras secciones con comparativas de los mejores termos eléctricos en función de su capacidad:

¿Compro un termo eléctrico vertical u horizontal?

En realidad, eso depende de tus necesidades, de dónde lo vayas a instalar y del espacio que tengas en tu hogar.

  • Los termos eléctricos verticales se venden mucho más. A la vista son menos decorativos que los horizontales, sin embargo suelen tener una mejor eficiencia energética y te ayudarán a ahorrar mucha más luz.
  • Los termos eléctricos horizontales tienen un diseño más vistoso, sin embargo, por el modo en el que están fabricados suelen consumir mucho más que los termos verticales, algo que a nuestro parecer no los convierte en los más idóneos si lo que te interesa es ahorrar. Pero si te falta espacio y quieres colocarlo en un lugar que puedas aprovechar, es probable que te convenga un termo horizontal.

Las mejores marcas de termos eléctricos

Aquí te dejamos una selección de las que en nuestra opinión (y la de miles de personas), son las mejores marcas de termos. Entra en la que te interese y mira su catálogo, comparativas, análisis, precios, ofertas y más.

Análisis, opiniones y precios de los mejores termos eléctricos para tu hogar

Puede que necesites un termo eléctrico u otro en función de tus necesidades. Existen infinidad de marcas y variedades, y por ello conviene que tengas en cuenta cuál es el que más puede ajustarse a lo que estás buscando. Fijándonos en la relación calidad precio, hemos elaborado este ranking de los calentadores que más nos gustan.

1 – Fleck DUO5 80 EU (míralo en Amazon)

Si quieres el mejor termo que existe a fecha de hoy, no te lo pienses dos veces: elige el Fleck DUO5 80 EU (mira todos los detalles en Amazon). No solo ofrece una gran capacidad de almacenaje de agua, 80 litros y unas medidas reducidas, sino que también es muy rápido calentándola para que no tengas que esperar a la hora de utilizar el lavabo o la ducha.

Otra de sus ventajas es que lo puedes instalar de forma vertical u horizontal, y sus dimensiones no son muy grandes para la capacidad que ofrece. También es un calentador eléctrico muy seguro y cuenta con una pequeña pantalla que te permitirá utilizarlo con gran facilidad.

Ventajas

  • Ocupa poco espacio.
  • Seguro y fácil de utilizar.
  • Se puede instalar tanto vertical como horizontalmente.
  • Bajo consumo.
  • Bajo tiempo de espera a la hora de calentar el agua.
  • Dimensiones compactas.

Desventajas

  • Precio. Sin embargo, su calidad está por encima del resto y además con una gran diferencia.

2 – Teka EWH50 (míralo en Amazon)

Se trata de un termo eléctrico vertical que cuenta con una capacidad de 50 L de agua. Sin embargo, no ocupa demasiado espacio ya que es un aparato bastante compacto, ideal si no tienes mucho espacio en casa.

Para la fabricación del Teka EWH50 (mira todos los detalles en Amazon), se utilizan materiales de alta calidad como el acero inoxidable, de ahí que lleve la etiqueta de Nº1 en más vendidos.

Ventajas

  • 50 litros de capacidad.
  • Uso sencillo e intuitivo.
  • Calienta el agua en muy poco tiempo.
  • Confeccionado con buenos materiales, es un termo que ofrece garantías de seguridad al consumidor.
  • Más de 1.100 opiniones positivas te garantizan una buena satisfacción de compra.

Desventajas

  • Precio poco competitivo en comparación con otras marcas. Sin embargo, recibirás la calidad y las garantías propias de Teka.

3 – Ariston PRO1 ECO (míralo en Amazon)

La capacidad de este calentador de agua eléctrico es de 50L, por lo que es muy compacto y calienta rápido el agua. Además, en términos de eficiencia energética destaca que tiene la etiqueta de clase B, ideal si necesitas reducir el consumo de luz.

Una de las virtudes del Ariston PRO1 ECO (mira todos los detalles en Amazon) es que literalmente aprende cuáles son tus costumbres y funciona teniéndolas en cuenta. Asimismo, tiene instalada una pequeña pantalla para facilitar su uso y elimina la cal del agua.

Ventajas

  • Elevada eficiencia energética.
  • Elimina la cal del agua.
  • Es un electrodoméstico muy seguro.
  • Aprende tus costumbres para adaptarse a ellas.
  • Cuenta con más de 1000 opiniones en Amazon y muy buenas valoraciones de los clientes.

Desventajas

  • En general las opiniones de los clientes son buenas, pero menos que en sus competidores directos.

Mira las ofertas de este termo entrando en Amazon aquí:

4 – Teka EWH100 (míralo en Amazon)

Algo que llama la atención de este termo eléctrico es su gran capacidad (nada más y nada menos que 100 L). Y además, los clientes están muy satisfechos (no tienes más que ver los comentarios aquí).

También hay que mencionar su elevada eficiencia energética y la calidad de su confección, así como su gran durabilidad debido a su sistema para eliminar impurezas del agua.

Ventajas

  • Pequeño tamaño para su elevada capacidad (100 L).
  • Seguro y fácil de utilizar.
  • Elevada eficiencia energética.
  • Purifica el agua eliminando la cal.

Desventajas

  • Le cuesta un poco calentar el agua debido a su gran capacidad.

5 – Teka EWH 30 (míralo en Amazon)

Un termo eléctrico muy compacto en el que solo caben 30L de agua, algo que lo hace perfecto para que consumas menos agua (tendrás que ducharte más rápido) y si vives solo o con tu pareja.

Al tener tan poca capacidad, Teka EWH30 (mira todos los detalles en Amazon) consigue calentar el agua en un tiempo récord. También ocupa muy poco espacio.

Ventajas

  • Cuenta con la garantía de una marca tan prestigiosa como Teka.
  • El agua se calienta muy rápido.
  • Te ayudará a ahorrar agua al tener tan poca capacidad.
  • Ideal si en tu casa no te sobra espacio.

¿Qué son los termos de agua eléctricos y cuál es su función?

Los termos eléctricos son aparatos que básicamente se encargan de calentar agua para que el consumidor pueda tener disposición de ella siempre que lo necesite.

De forma resumida, los calentadores de agua eléctricos tienen principalmente ese papel, aumentar la temperatura del agua para cuando vayas a fregar los platos, a lavarte las manos, a ducharte, etc. Lo hacen a través de una resistencia, que es la encargada de aumentar su temperatura.

Pero además de calentar el agua, también pueden mantener una temperatura cálida y constante para que no tengas que esperar cada vez que necesites agua caliente, sino que tengas disposición absoluta de ella de forma instantánea. Además, no funciona por gas, sino que se conecta a la corriente eléctrica, por lo que generalmente es mucho más seguro que un calentador de gas.

Algo bueno que tienen muchos termos es que se pueden programar para que se enciendan un rato antes de levantarte por las mañanas, o un rato antes de que llegues a casa después de trabajar justo para ducharte. Incluso existen modelos que aprenden de forma inteligente para saber cuándo se tienen que calentar y ayudarte así a ahorrar energía.

Eficiencia energética: ¿qué termo eléctrico me compro?

Uno de los puntos que miran los consumidores a la hora de comprar un termo eléctrico, es la etiqueta de eficiencia energética. Esto se debe a que si tenemos todos los electrodomésticos de bajo consumo, a final de mes podemos ahorrar mucho en electricidad.

En el mundo de los calentadores eléctricos, los que más consumen son los de clase G, mientras que los que tienen una mejor eficiencia energética son los de clase A. Además, dentro de la clase A se subdividen en A, A+, A++ y A+++, siendo estos últimos los que mejor optimizan el consumo.

Ahora bien, seguramente te estés planteando hasta qué punto merece la pena pagar más en el precio del electrodoméstico teniendo en cuenta el ahorro real del aparato. Desde Termos-electricos.net, te recomendamos que escojas los que menos consumen, a largo plazo lo notarás y ahorrarás mucho dinero.

Sin embargo, no es fácil encontrar termos eléctricos (porque a veces ni siquiera existen en tu región) de clase A a buenos precios, por lo que te recomendamos que escojas uno que al menos sea de clase B, como es el caso del Fleck Duo ya mencionado arriba. A partir de aquí, todos tienen un bajo consumo y no tendrás que preocuparte de darle más vueltas.

Además, para ahorrar energía no solo tienes que comprar un termo eléctrico con una buena clase energética, sino que también es conveniente que lo utilices de forma inteligente:

  • Selecciona una temperatura para el agua que te resulte cómoda. Es decir, pon el termostato a la temperatura adecuada, y no a la más alta. De esta forma, ahorrarás mucha energía. Algunos termos tienen modo «Eco», de forma que te ayudará a gastar menos.
  • Programa su encendido/apagado para las horas en las que lo vayas a utilizar. Así, evitarás consumir en horas donde no lo necesites.
  • No lo apagues a no ser que te vayas muchos días de casa, puesto que los termos consumen menos energía cuando se encuentran «manteniendo la temperatura», mientras que su consumo es mucho mayor cuando lo enciendes desde el principio. En este sentido, únicamente debes apagarlo si vas a salir muchos días seguidos.

Mecanismo de funcionamiento de un termo eléctrico

Los calentadores de agua eléctricos cuentan con este sistema de funcionamiento:

  1. Cuando lo instalas y lo activas, entra agua hasta su límite de capacidad.
  2. Una vez se ha llenado, la resistencia calienta el agua. Muchos modelos ofrecen la posibilidad de que sea el cliente el que escoja la temperatura mediante su termostato, regulando así su calidez a gusto  del consumidor.
  3. Cuando se ha terminado de calentar el agua, el termo se mantiene en «stand by» y su única función es conservar su temperatura. De este modo, se va encendiendo y apagando reduciendo así el gasto energético.
  4. En este punto, dispones del agua que hay dentro del tanque para utilizarla para lo que necesites. En caso de que vacíes el tanque, tendrá que volver a llenarse y calentarse otra vez. Algunos modelos tardan más que otros dependiendo de la potencia que tenga, así como del volumen del propio termo (a más capacidad, mayor tiempo requerirá para calentarse).

Tipos de resistencias

Existen dos tipos principales de resistencias para un termo eléctrico, y cada una tiene sus ventajas y sus desventajas:

  • Resistencia envainada. Está pensada para aguas con una elevada concentración de cal, debido que al estar envainadas, no tienen ningún tipo de contacto con el agua. Esto las hace más duraderas y se pueden cambiar con más facilidad. Sin embargo, les cuesta más calentar el agua del termo.
  • Resistencia blindada. Están en contacto con el agua, lo que implica que la calientan de una forma mucho más rápida. Eso sí, al estar expuestas al agua, también lo están a la cal y a la corrosión que ésta produce. Los termos con resistencias blindadas están pensados para regiones donde el agua no tiene mucha cal.

¿Por qué decantarme por un calentador eléctrico?

  • El agua se calienta muy rápidamente.
  • Su instalación es mucho más sencilla que una caldera de gas.
  • Al estar conectados a la electricidad, son electrodomésticos mucho menos peligrosos.
  • Disponen de mecanismos como pantallas y termostatos con los que regular el calor que se le proporciona al agua.
  • Te acostumbras a optimizar el uso de agua caliente, porque cuando se acaba, tienes que esperarte a que el depósito del termo eléctrico vuelva a llenarse y a calentarse.

Instalación de un termo eléctrico

Para empezar, si no quieres una instalación incluida, debes tener en cuenta las medidas del electrodoméstico para saber si encaja en el lugar de la casa donde piensas colocarlo.

Lo único que necesitas para hacer funcionar un calentador eléctrico, es que haya una toma de agua cerca y un enchufe. Asimismo, el soporte o el tabique donde lo instales debe estar preparado para aguantar el tanque lleno.

Lo ideal es que te lo instale un experto si no eres un manitas, puesto que aunque es un proceso bastante sencillo, se requieren conocimientos de fontanería, especialmente para evitar escapes y otras cuestiones relacionadas con su mecanismo interior.

En conclusión, los termos eléctricos son electrodomésticos económicos, mucho más que las calderas, además de que son mucho más seguros y sencillos de utilizar. Y si son de bajo consumo, no existe mejor forma de poner el agua a la temperatura que necesites de una forma más barata y segura que la que te ofrecen estos calentadores.

¿Me compro un termo eléctrico o de gas?

La respuesta es: depende. Cada uno tiene sus propias ventajas. Por ejemplo, las calderas de gas:

  • También sirven para calefacción.
  • El gas es más barato que la electricidad.
  • Ofrecen agua caliente de forma continuada.

Ahora bien, los termos eléctricos también tienen sus propias ventajas:

  • Son muchísimo más baratos.
  • Duran hasta 10 años si escoges un buen modelo.
  • Los puedes apagar sin problema.
  • Son menos peligrosos, ya que el gas es inflamable.
  • Su instalación es más fácil.
  • Suelen ser de medidas más reducidas.
  • No hace falta instalación de gas.
  • Calientan el agua rápidamente.
  • Existen modelos de bajo consumo que gastan muy poca energía. Es más, los termos cada vez tienen más tecnología y con herramientas como la programación ayudan a ahorrar hasta un 30% en la factura de la luz, ya que se encienden solos, únicamente cuando te vas a duchar o a utilizar agua caliente.